Si normalmente la humedad sobre paredes procede frecuentemente de la humedad ascendente, también puede ser debido a la condensación y a la infiltación del agua de la lluvia. Puede ser dificil establecer la procedencia real de la humedad, sobretodo si se debe a la combinación de varios factores.

Es necesario controlar la zona afectada y la estructura de la pared y zonas anexas para identificar con exactitud las causas de los problemas existentes.

La solución a este problema es la utilización de productos hidrófugos (que son sustancias que evitan la humedad e infiltraciones) en el exterior del edificio, taponando las fisuras o reconstruyendo las juntas defectuosas.

Para la infiltración lateral se bastaría con un sistema de encubado, en cuatro capas, de diferentes resinas y granulometría. Algunos casos tendrían resolverse las preinstalaciones preexistentes y nuevas, al igual que puntos de anclaje para cuadrod, estantes,… ya que no se podrán realizar perforaciones sobre el encubado pues cambiarían los puntos de presión