A principios de 2012 la Comisión de Valoración de Documentos de la Junta de Extremadura se creó por Decreto 38/2012, de 16 de marzo, junto al Archivo Central.

Esta comisión, constituida en cumplimiento de la Ley 2/2007, de 12 de abril, de Archivos y Patrimonio Documental, se reunirá de forma ordinaria dos veces al año y de forma extraordinaria cuando sea necesario, y actuará en colaboración con las comisiones de valoración existentes en las diferentes instituciones y organismos que forman parte del Sistema de Archivos del Gobierno de Extremadura.

Cada consejería podrá crear su propia comisión para que realice el trabajo previo de identificar y valorar los documentos que posteriormente se someterán a la consideración de la ahora establecida Comisión de Valoración de Documentos, que podrá contar con los asesores que estime oportunos.

Esto lo atestiguan algunos medios y artículos de compañeros entre ellos: archivistica.net, … por mencionar alguno

El caso que nos ocupa es la Resolución de 9 de enero, de la Consejería de Educación y Cultura, que aprueba y da publicidad de los acuerdos adoptados por dicha Comisión de Valoración de Documentos. Entre otras cosas podemos constatar los diferentes dictámenes que han tomado: transferencias, conservación y eliminación de diferentes series documentales, de diferentes organismos de la Junta de Extremadura.

Este caso puede seguir los criterios establecidos por su homonima en la Junta de Andalucía que comenté en un caso anterior (Juicios de Faltas..)