En unas jornadas que realicé en el pasado mes de junio en Nájera sobre Paisaje e Industrialización, que no vienen a cuento ahora, se habló mucho de la importancia de los archivos a la hora de realizar Proyectos o Planes Directores para la Rehabilitación de Espacios Industriales o Paisaje Cultural Industrializado puesto qyue se encargan de realizar una investigación sobre la evolución de dicho proceso industrial.

        Como archivero he trabajado siempre en el ámbito público, y por las noticias que tengo no existen muchos archivos de empresa en Extremadura. Se pueden contar con los dedos de la mano. Así existen dos en el A.H.P. de Badajoz (Luis Ramallo Figueredo e Hijos 1868/1956; y Manuel Rodríguez Nogales 1908/1924) y poco más, salvo la excepción de algún fondo en un Archivo Municipal pero de escasa relevancia.

         Archivos de Empresa existen, si pero no todas, ya que la función de archivero la tienen pocas. Destacan Iberdrola, Caja de Extremadura y Caja Badajoz.

         La labor del archivero en la empresa es esencial, aunque trabaja más como un Documentalista o Ingeniero de la Información. Se le pide que trate más con información que con documentos, y cuando se piden documentos siempre son informáticos.No se le puede pedir que conserve, sino que acerque información.

          Creo que el archivero de empresa debe cumplir una serie de parámetros:

  • El carácter específico de los fondos.
  • La conservación de los documentos.
  • La destrucción de documentos.
  • La inexistencia de archiveros profesionales.
  • El desarrollo de la labor profesional del archivero de empresa.
  • El lugar dentro del organigrama de la empresa.
  • La revalorización dentro del patrimonio industrial.
  • La inexistencia de una legislación y normativa.
  • La inexistencia de un sistema de archivos.

        Sobre esta figura se ha escrito mucho como Agustín Vivas Moreno ó José Andrés González Pedraza, y hasta se han realizado confernecias online como la protagonizada por Patxi Guerrero y Carlos Capellino en Socialbiblio.

         Me acordé de su importancia en estos tiempos que corren, donde lo que menos interesa es tener el archivo impecable, bien organizado para que se encuentre todo rapidamente, sino que prima el dinero y es el lugar más proclive a realizar recortes.