Ultimamente han aparecido noticias en las redes sociales, fundamentalmente twitter, donde se habla del control, en cuestión de localización, que se pretende hacer sobre nosotros, la población de una determinada zona..

Actualmente la gente “ofrece” o quiere decir donde se encuentra en las redes sociales, las cuales utilizan sistemas de geolocalización, mediante el GPS de los dispositivos moviles, para averiguarlo.

La geolocalización o georreferenciación trata de buscar la posición de un punto mediante el establecimiento de relaciones entre las imágenes de raster o vector sobre una proyección geográfica o sistema de coordenadas. Es decir, el sistema que utilizan los GPS, móviles de última generalión, etc.

En algunos casos sirve para fines con sentido común: ayudan a la ciruculación (GPS), aplicaciones utilizadas en turismo (la Diputación de Málaga ha georreferenciado un millar de puntos turísticos), ayudas contra desastres naturales, control de carreras como Vuelta Ciclista a España, etc.

Otras ocasiones estos sistemas son utilizados para fines menos comprensibles. Así muchos dispositivos móviles poseen un localizador (o una función) para controlar donde se encuentra. Este hecho no es malo, sino la utilización que mucha gente realiza para controlar donde se encuentra alguien (maltratadores).

Pero creeis que esos sistemas de localización no se pueden volver en nuestra contra o no se están utilizando ya. Hace poco en México se aprobó su utilización en algunos casos (control de narcotráfico, etc), en España se utilizan (siempre bajo autorización judicial) en la lucha antiterrorista.

Aunque yo creo que lo utilizan también para otros fines, como el de controlar a gente “no deseable” en ciertos momentos. Para muestra la película Enemigo Público donde se habla de ello.