En los últimos días se realizaron unas jornadas (las XIV) de Gestión de la Información organizadas por SEDIC. No pude asistir a ellas en persona, me hubiera gustado, fundamentalmente por conocer a gente que estoy relacionada on line (que raro me suena, pero es así).

A pesar de ello se ha generado mucha información en la red. De entre ellas me gustaría mostraros la reflexión de María del Olmo Ibáñez (Archivo Histórico Provincial de Alicante) en la que dice:

“Soy una convencida de que nos estamos enfrentando a un cambio de paradigma en nuestra sociedad, aunque desde dentro nos cueste un poco darnos cuenta porque nos falta perspectiva. También tengo la profunda creencia de que nosotros, los gestores de la información,  no somos islas dentro del entramado social, por el contrario, creo que nuestro papel tiene una parte importante a este respecto:   ser notarios de lo que sucede, así como la labor de definir, rescatar y conservar la huella testimonial de todo aquello que va ocurriendo. Pero el cambio de paradigma nos afecta tanto como a cualquier otro actor social, por eso me hago eco de las palabras del presidente del SEDIC Eugenio López de Quintana, cuando nos convocaba a salir del lugar en el que hemos estado agazapados y a tomar protagonismo ocupando nuevos territorios. Me recordó a la conferencia de J. Derridá: Mal  de archivo, ya que ese es mi concreto terreno profesional: “Es, pues, la primera figura de un archivo, pues todo archivo, sacaremos de ello algunas consecuencias, es a la vez instituyente y conservador. Revolucionario y tradicional.” [DERRIDA, Jacques. Mal de archivo: una impresión freudiana].Si no salimos de la zona conocida y segura, puede que acabemos diluyéndonos no sé muy bien en qué.

Sin embargo, el planteamiento de las jornadas, después de reposarlas unas horas, me parece especialmente acertado. Estamos viviendo casi todos los sectores, en la sociedad del intrusismo profesional, cualquiera es comodín de cualquier cosa, y los límites entre unos campos y otros se han ido difuminando. En muchos casos este hecho produce vértigo, miedo…romper con el miedo es configurar un nuevo espacio común en el que la transversalidad atraviese todos esos campos y encontremos un área común donde entendernos y compartir. Creo que este fue uno de los objetivos de las jornadas.

Después,  los premios han permitido dar visibilidad a aquellos de nosotros que suelen andar repensándonos y que nos sirven de estímulo a los demás;  intervenciones y puestas en escena como la  de Javier Camacho contribuyen a agitar nuestro yo creativo, que, a veces, parece andar invernando…  

Y por último, el banquero de la Banca ética, removió nuestras conciencias hacia un lugar fundamental: el de sentirnos corresponsables de lo que ocurre. Es una reflexión que me resulta indispensable en estos tiempos. Ante la evidencia de cómo nos han estado moviendo los hilos, dar un paso al frente y optar por el derecho a decidir cómo queremos que sea el futuro de todos nosotros, saliendo del individualismo en el que parece interesar que estemos, porque nos hace más manejables. Ahí nuestra responsabilidad como gestores de la información estimo que es crucial: la información encierra la  verdad. Esta singular intervención de Joan Antoni Melé me trajo a la memoria las palabras del filósofo Peter Singer: Si buscamos un objetivo más amplio que nuestros propios intereses, algo que nos permita ver nuestras vidas con una importancia que va más allá de los estrechos límites de nuestros propios estados de conciencia, una solución evidente es adoptar el punto de vista ético. Este punto de vista nos exige ir más allá de un punto de vista personal, y como ya hemos visto situarnos en la posición de un espectador imparcial. De ahí que ver las cosas éticamente sea una forma de trascender nuestros intereses personales e identificarnos con el punto de vista más objetivo posible, según Sidgwick, con “el punto de vista del universo” [SINGER, Peter. Ética práctica. Madrid. Akal, 2009]“

Pero no es la única reflexión que ha salido a la luz en las últimas horas. Así podiamos “asistir” a las ponencias mediante la red Twitter con #14JGI, sin estar presentes en dicho recinto.

Anabad informaba desde su web a sus asociados del transcurso de dichas jornadas, al igual que la Biblioteca Nacional, en cuyas instalaciones se realizaron, y que se están encargando de subir las presentaciones. También ha realizado una breve reflexión La Catedral Innova entre otros. Además pronto se pondrán las conclusiones en la página de SEDIC.

About these ads